Bienvenido Registrate conectando con Facebook o llenando los campos.
Bienvenido Ingresa conectando con Facebook o con tu usuario y contraseña.
Recuperar Password Olvidé mi contraseña
Si no recuerdas tu contraseña, pulsa aquí.
Bienvenido Rellena tu email y te enviaremos de nuevo tu contraseña.
zumonaranja

El desayuno antes de una carrera

 

Antes de una carrera es importante tener todo bajo control y saber que vas a desayunar antes de correr y cuanto tiempo antes hacerlo.

 

¿Cuánto antes debemos desayunar?

 

Para que nuestro cuerpo tenga tiempo de digerir y asimilar los nutrientes de los alimentos que consumimos, es muy importante haber desayunado al menos 2 horas antes de la competición.

 

Aunque 2 horas es el tiempo mínimo que recomendamos, el ideal será de 3 horas.

 

Si desayunamos deprisa y 1 hora antes de correr (o menos), podemos tener una desagradable competición con aparición de molestias estomacales, flato o cualquier otro problema que nos impida rendir al 100%.

 

 

¿Desayuno especial?

 

Muchos runners, el día de la competición piensan que es importante desayunar más y mejor de lo que lo hacen habitualmente y se meten desayunos a lo grande, pensando que ello le llevará a rendir más.

 

Sin embargo, es uno de los mayores errores que podemos cometer; el cuerpo no está acostumbrado y podrá sufrir problemas disgestivos.

 

Por ello, es importante que el desayuno del día de la competición sea igual o similar en cantidad y tipo de alimento a lo que comemos habitualmente.

 

Nuestro cuerpo suele funcionar muy bien con lo que conoce y está acostumbrado y por ello, te recomendamos que el día de la carrera no pruebes ningún alimento nuevo.

 

 

¿Qué sería un buen desayuno?

 

Teniendo en cuenta lo dicho en el punto anterior, el mejor consejo que podemos darte para que el desayuno de tu próxima carrera sea efectivo, es que te acostumbres a desayunar diariamente de forma correcta, adecuada y saludable.

 

Para aquellos que no saben cómo preparar un buen desayuno pre-competitivo a continuación te damos un buen ejemplo simple y efectivo.

 

- Zumo de naranja

- 2 tostadas con mermelada / jamón y queso

- Yogur con frutos secos

- Pieza de fruta que se digiera bien