Bienvenido Registrate conectando con Facebook o llenando los campos.
Bienvenido Ingresa conectando con Facebook o con tu usuario y contraseña.
Recuperar Password Olvidé mi contraseña
Si no recuerdas tu contraseña, pulsa aquí.
Bienvenido Rellena tu email y te enviaremos de nuevo tu contraseña.
diabetes-000

La diabetes y el deporte

 

La Diabetes Mellitus (DM) se define como el conjunto de trastornos metabólicos que afecta a diferentes órganos y tejidos, dura toda la vida y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre, conocido como hiperglucemia.

 

Hay tres tipos de diabetes:

 

Tipo I. (dependiente de la insulina, también conocida como diabetes autoinmune y/o idiopática). Como el páncreas no produce o produce poca insulina, las personas con diabetes del tipo I deben inyectarse insulina para poder vivir. Menos del 10% de los afectados por la diabetes padecen el tipo I. El ejercicio puede aumentar la sensibilidad a la insulina en estos casos, aunque esto no implique un óptimo control de la diabetes de forma automática. Para conseguirlo a largo plazo, los pacientes deben desarrollar una actividad física diaria y teniendo en cuenta los siguientes factores: el momento del día en que se realiza, su duración e intensidad, los niveles de glucemia antes del ejercicio y el tipo y la dosis de insulina utilizada.

 

Tipo II. El cuerpo sí produce insulina, pero o bien no produce suficiente, o bien no puede aprovechar la que produce. El tipo II suele darse en adultos, normalmente a partir de los cuarenta años de edad. El programa regular de ejercicio es fundamental para el control glucémico. Además se ha comprobado que el deporte es efectivo para prevenir este tipo de diabetes, especialmente en aquellas personas con un alto riesgo de padecerla: individuos con sobrepeso, tensión arterial elevada y con antecedentes familiares de diabetes. También es importante seguir una dieta adecuada.

 

Diabetes gestacional. Son todos aquellos casos de diabetes mellitus que se detectan por primera vez durante el embarazo. No se conoce una causa específica de este tipo de enfermedad pero se cree que las hormonas del embarazo reducen la capacidad que tiene el cuerpo de utilizar y responder a la acción de la insulina.

 

Cualquier práctica deportiva debe efectuarse de forma regular y controlada, así se puede mantener un buen estado físico y psíquico. Al mismo tiempo se consigue un mejor control de la glucemia y una mejor calidad de vida. El ejercicio será un acto agradable y una práctica segura para la persona con diabetes, si se adoptan medidas correspondientes.

Beneficios de la práctica deportiva

 

- Aumenta la utilización de glucosa por el músculo.

- Mejora la sensibilidad a la insulina.

- Reduce las necesidades diarias de insulina o disminuye las dosis de antidiabéticos orales.

- Controla el peso y evita la obesidad.

- Mantiene la tensión arterial y los niveles de colesterol.

- Evita la ansiedad, la depresión y el estrés.

- Reduce la incidencia de enfermedades cardiovasculares.

 

 

Deportistas de alto rendimiento que padecen esta enfermedad:

 

- Gary Hall, Jr.l nadador olímpico ganador de una medalla de oro.

- Charlie Kimball, primer diabético insulinodependiente que gana una prueba de la Indy. Su equipo vigila su nivel de azúcar desde boxes y durante la carrera, bebe zumo, no agua.

- David Casinos, atleta paralímpico campeón del mundo de lanzamiento de disco.

- Miguel Beiro, jugador de la selección española de fútbol playa. “Aunque parezca mentira puedo decir que la diabetes me ayudó a dar un giro positivo a mi vida”.

- Ayden Byle, ha cruzado corriendo Canadá para concienciar al mundo de la enfermedad.(6.000 Km)

- Kris Freeman. Esquiador olímpico de travesía/fondo.

- Brandon Morrow. Jugador de Baseball de la liga profesional americana (MLB).