Bienvenido Registrate conectando con Facebook o llenando los campos.
Bienvenido Ingresa conectando con Facebook o con tu usuario y contraseña.
Recuperar Password Olvidé mi contraseña
Si no recuerdas tu contraseña, pulsa aquí.
Bienvenido Rellena tu email y te enviaremos de nuevo tu contraseña.
154953209

Nutrición deportiva para unos huesos y articulaciones saludables

 

Los atletas de resistencia saben que el entrenamiento intenso y las competiciones pueden pasar factura a los huesos, las articulaciones y otras estructuras corporales involucradas en el ejercicio. La nutrición deportiva puede ayudar a prevenir, cuidar y tratar estos tejidos mencionados.

 

¿Cómo tener una estructura ósea saludable?

 

Unos huesos sanos precisan de un correcto aporte de calcio y vitamina D. Las formas de obtener estas sustancias son diferentes para cada una de ellas:

 

• El calcio se puede obtener de una dieta buena y equilibrada. Algunos alimentos ricos en calcio son los productos lácteos, los vegetales de hojas verdes y las sardinas.

 

• La vitamina D sin embargo depende de una correcta exposición a la luz del sol. Las vitaminas del grupo D se encuentran de forma natural en algunos alimentos, no obstante el aporte de esta vitamina derivada de la exposición a los rayos ultravioleta es mucho mayor.

 

Los atletas que tienen problemas relacionados con una densidad ósea baja, deberían buscar la ayuda de un profesional y posiblemente un tratamiento supervisado por un médico deportivo.
Prevenir el desgaste articular.

 

La salud de las articulaciones es una de las grandes preocupaciones sobre todo de los runners, que ven cómo sus tendones se van deteriorando con la edad y el paso de los kilómetros.

 

La glucosamina y el condroitin-sulfato principalmente son los productos que pueden favorecer el mantenimiento de unas articulaciones saludables. Un tratamiento de 2 a 6 meses con estas sustancias, se ha demostrado con evidencias científicas que ofrece un alivio en personas de edad avanzada que sufren artrosis. Sin embargo en atletas sanos esta evidencia científica es escasa, por lo que todavía queda mucho que avanzar para tratar el desgaste articular.

 

 

Nutriresponse

www.nutriresponse.com