Bienvenido Registrate conectando con Facebook o llenando los campos.
Bienvenido Ingresa conectando con Facebook o con tu usuario y contraseña.
Recuperar Password Olvidé mi contraseña
Si no recuerdas tu contraseña, pulsa aquí.
Bienvenido Rellena tu email y te enviaremos de nuevo tu contraseña.
istock_000002300898large1

TODOS SOMOS RUNNERS CANALLAS

Todos hemos nacido canallas y anormales.

 

Tranquilo, no quieras preguntar por mi dirección o empieces a acordarte de mis familiares, pensando que te he insultado nada más empezar este artículo.

 

Recuerda cuando eras niño. Por mucho que te dijeran que no podías hacer una cosa, hacías lo contrario, llegando a conseguir eso que te decían que no. Que te decían que no podías bañarte hasta después de 2 horas, que no podías ir al bosque, que no podías ir a casa del vecino y te pegabas toda la tarde en él…

 

Pero cuando somos jóvenes, también hacemos lo mismo.  LO QUE NOS DE LA GANA. Nos rebelamos contra nuestros padres, luchamos por nuestros sueños, por esa chica por la que estamos locos, por ese primer puesto de trabajo o noches durmiendo en casa de un amigo cuando en realidad estábamos haciendo otras cosas.

 

Luchamos por nuestras creencias, nos rebelamos contra lo que consideramos que nos oprimían, contra los NOES, y contra los imposibles… Creamos con nuestros amigos, el club de los imposibles. Y pensamos que siempre será así.

 

Nacemos canallas, ¿pero qué nos pasa cuando llegamos a la “in-madurez”?

 

A lo largo de la educación que recibimos, nos van dividiendo entre quienes aprobamos y quienes suspendemos los exámenes. Y de forma subliminal, nos van diciendo que si no aprobamos en la recuperación, nuestro futuro será muy negro. Si no aprobamos lo que estipulan que tenemos que saber, no podremos hacer la Universidad, y no pensemos en el mercado de trabajo, ya que para cualquier puesto de trabajo, nos pedirán unos requisitos de formación. 

 

El culo se nos empieza a poner “duro” y empieza a rondarnos la idea que la vida, no es como nosotros imaginábamos. Que tendremos que desechar esos sueños que tanto nos motivaban.

 

Empezamos a hacer más caso a la razón que al corazón. Empezamos a entender que si a cierta edad no tenemos pareja, hijos, un coche más grande que el del vecino, y una mujer que deje a todos tus amigos, con la boca abierta, con un trabajo con el que ganemos más de 25.000 euros anuales, no seremos nunca nadie.

 

Si no conseguimos esos hitos, que la sociedad nos ha impuesto, ya podemos empezar a aceptar, que seremos siempre unos don nadie.

 

¿Qué conseguimos con ello?

 

Que nos pongamos máscaras para aparentar dependiendo de la situación en la que nos encontremos. Todo porque tenemos que llegar a los estándares que la sociedad nos ha puesto para las mismas. Y cuando llegamos a casa, enfadados porque aunque hemos conseguido lo que nos pedían, aunque hemos superado los límites mínimos que nos exigían, aunque hemos dicho a todo si, lo que nuestro jefe nos pedía para tenerlo contento, nos vamos a la cama llorando, molestos, pensando que nos pasa.

 

¿Sabes qué pasa?

 

QUE ESTÁS HACIENDO MÁS CASO A LO QUE DICEN LOS DEMÁS, LO QUE SIENTEN LOS DEMÁS, LO QUE ESPERAN LOS DEMÁS, QUE LO QUE TÚ MISMO QUIERES, DESEAS O SIENTES.

¡¡Y ASÍ NOS VA COMO NOS VA!!

 

Es hora de provocar una revolución en tu vida, es hora de volver a ser canalla. Es hora de lo que piensen los demás, TE LA BUFE.

 

SI, porque mientras tú hacías felices a los demás, ¿me puedes decir quien lo hacía por ti?

 

Toda transformación, todo cambio, toda disrupción, toda huella siempre empieza de dentro para fuera, no esperando que caiga del cielo, ese sueño que siempre has soñado. 

 

¿Cuántas vidas te crees que tienes para seguir esperando que caiga del cielo ese sueño, ese reto con el que siempre sueñas pero por miedo al qué dirán, siempre lo dejas escondido en el cajón de la ropa interior? SÓLO TIENES UNA VIDA y mientras tanto la estas desaprovechando, en no ser tú mismo.

 

Eso es ser un canalla, vivir en coherencia, entre lo que piensas, sientes y haces. ESO ES LA FELICIDAD, eso que buscas y que no encuentras.

 

SER COHERENTE.

 

Eso es lo que hace Ibrahimovic, David Muñoz, Steve Jobs, Usain Bolt, Kiss, Valentino Rossi..y todo aquel que admires y rompa los esquemas establecidos.

 

Eso es lo que te distingue de ellos, la coherencia y lo que opinen los demás de ti, SE LA BUFE.

 

Eso que siempre has soñado y sueñas. Eso que no dices a nadie, pero darías lo que fuera por hacerlo realidad, eres tú, es tu felicidad… Y mientras tanto, estas dejando pasar las oportunidades, por el qué dirán, por el nos es el momento o lo que te estés diciendo.

 

Ese niño canalla que está dentro de ti, te diría: “¿De qué vas? Siempre has hecho lo que sentías que tenías que hacer. Siempre has luchado por ti, por tus sueños… Y mírate ahora, siempre haciendo lo que los demás dicen que tienes que hacer…Como un perrito faldero”.

 

Pero eso sí, mientras tanto, sabiendo que no estamos actuando bien, que no estamos siendo felices, nos dedicamos a practicar el deporte nacional, LA ENVIDIA.

 

Todo porque tenemos miedo a ser nosotros mismos, ni más ni menos.

 

Damos poder a los demás cuando tendríamos que dárnoslo a nosotros mismos.

 

¿Quieres innovar en tu vida? Se canalla

 

¿Quieres resultados diferentes a los demás? Sé más canalla todavía.

 

¿Quieres darte la posibilidad de ser y no aparentar? Sé el más canalla de todos tus amigos.

 

¿Quieres la felicidad? SIMPLEMENTE ES LA COHERENCIA CONTIGO MISMO, ESO ES SER UN CANALLA.

 

¿Te atreves? ¿Te unes a la comunidad de los Runner Canallas?

Somos muchos más de los que te crees, porque sin ellos, todas las innovaciones que estas disfrutando, no lo harías.
David Asensio.
Ceo Canalla de Chocolate Rojo Consulting y autor de “Liderazgo Canalla. Libera tu lado más rebelde”.