Bienvenido Registrate conectando con Facebook o llenando los campos.
Bienvenido Ingresa conectando con Facebook o con tu usuario y contraseña.
Recuperar Password Olvidé mi contraseña
Si no recuerdas tu contraseña, pulsa aquí.
Bienvenido Rellena tu email y te enviaremos de nuevo tu contraseña.
hootik-3

Zapatillas Running: Cómo escoger

Aprende más de tu estilo y de la marcha en carrera. Hoy analizamos todo lo que deberíamos saber antes de comprar unas zapatillas de running.

La mayoría de las zapatillas de deporte al probárnoslas en una tienda de zapatos, nos las sentimos cómodas pero la verdadera prueba llega después de hacer varios kilómetros con ellas. Pronto te darás cuenta de que el zapato ideal tiene más que ver con la forma de tu pie y el estilo que tengas al correr.

¿Road Runners o Trail Runners?

Las zapatillas comunes de running están diseñadas para el pavimento de la urbe y ocasionalmente para la incursión en terrenos con ciertas irregularidades (senderos, caminos naturales, etc). Ligeras, flexibles y con buena amortiguación son algunas de sus cualidades.

Las zapatillas de Trail running, por el contrario, son pensadas para rutas fuera de carretera. Las suelas están reforzadas para tener una tracción sólida y fortalecer la estabilidad, el apoyo y la protección de los pies.

 

Conoce tus pies

El tamaño de los pies: Si no estás seguro de la talla que utilizas del pie o si tienes un pie más grande que el otro deberías comprobarlo el dispositivo “Brannock”, por ejemplo. (Herramienta de metal plano, con controles deslizantes que miden la longitud y la anchura del pie). Por otro lado, dependiendo del fabricante de calzado variará nuestra talla exacta. La mayoría de hombres utilizan tallas entre 42~45, en cambio las mujeres oscilan las tallas 36~42.

Otro aspecto a tener en cuenta es la forma del arco. Una vez hayamos salido de la bañera, piscina o estemos descalzo tendríamos que echar un vistazo a la huella que dejamos en el suelo. Esto indicará el tipo de arco que tenemos. La forma del arco afecta a la manera en que nuestro pie se mueve mientras corremos.

 

 Biomecánica de nuestra carrera

La forma del pie está íntimamente relacionado con el movimiento al caminar o al correr. En cada paso, el talón generalmente es lo primero que toca el suelo. Seguidamente toca la parte anterior del pie y el arco se aplana para amortiguar el impacto. El pie entonces se traslada ligeramente hacia el arriba y se endurece para impulsar su próximo paso.

Sin embargo, los corredores experimentados tienen distintas tendencias de movimientos a medida que avanzan en su carrera:

La pronación es colocar el peso hacia el interior del pie después del golpe de talón. De este modo ayudamos a absorber el impacto, aliviando la presión sobre las rodillas y las articulaciones. Es un rasgo normal de corredores neutros, biomecánicamente  eficientes.

Sobre pronación es una forma exagerada de la pronación. Es un rasgo común que afecta a todos los corredores, lo que les deja en riesgo de sufrir dolores en las rodillas y lesiones articulares. Los sobrepronadores necesitan zapatos que den estabilidad o control de movimiento.

Supinación, es el balanceo hacia el exterior del pie que tiene como resultado una insuficiente absorción del impacto en el aterrizaje del pie. Hay relativamente pocos corredores que tengan este problema. Necesitan zapatillas que les aseguren mucha amortiguación y mayor flexibilidad.

 


 
¿Cómo puedo estar seguro del estilo que tengo al correr? Un podólogo o un fisioterapeuta serían, sin lugar a duda, la mejor solución para tu pregunta. Si tienes un par de zapatillas deportivas, comprueba las zonas en las que está más desgastada la goma.

Si el desgaste está claramente centralizado en la parte del medio de la zapatilla y un pequeño desgaste en el talón, podemos decir que somos de pronación.

La Sobrepronación se identifica por patrones de desgaste a lo largo del borde interior de la zapatilla.

La supinación es marcada por el desgaste a lo largo del borde exterior del zapato.

 

Tipos de zapatillas

Las zapatillas de amortiguación proporcionan la absorción elevada del choque con el pavimento. Son mejores para corredores que son pronadores o supinadores leves. Conseguiremos sentir menos las irregularidades de las superficies, tales como caminos de tierra.

Las zapatillas que dan estabilidad ayudan a desacelerar la pronación en nuestra carrera. Son buenos para corredores neutros o aquellos que presentan una leve o moderada pronación.

Las zapatillas de controlde movimiento ofrecen características tales como talones rígidos o un diseño construido para contrarrestar la pronación. Son la mejor opción para corredores que tienen una severa pronación.

¿Y correr descalzo?

Correr descalzo existe desde el comienzo de la humanidad. Zapatos de running específicos para imitar las sensaciones de correr descalzo, son un fenómeno reciente pero que llega con un fuerte tirón.

Hoy en día correr descalzo se ha convertido de repente popular otra vez. ¿Por qué? Las investigaciones han concluido que cuando se usan zapatos tradicionales, se tiende a golpear el talón en el suelo, primero. Esto es debido a que el zapato tiene un “cojín” por lo que nos hemos adaptado a ello. Sin embargo, los corredores descalzos, apoyan la parte central del pie o la parte delantera. Los defensores de ello creen que es el movimiento más natural y que causa menos impacto y por consiguiente se tienen menos lesiones.
 

 

Escrito por: Hootik – Actividades deportivas